Aprender a desaprender (2 poemas)

AULA ANTIGUAAprender y desaprender no son procesos tan distintos, tampoco tan parecidos…

Las personas estamos preparadas para aprender y para sentir, pero no tanto para aprender de las emociones, como tampoco para pensar mucho en los sentimientos… Parece que la razón y la emoción deben caminar hasta cierto punto por caminos separados que se aproximan y se distancian según las circunstancias del recorrido, pero si se unen y no se separan después de un tiempo, la confusión pasajera puede llegar convertirse en sólida duda.

Esos dos polos de nuestro cerebro, inteligencia y afectividad, lo impregnan todo con dosis compatibles con la libertad, pero cuando los acontecimientos hacen que alguno de los componentes  se pase de dosis, su dictado se impone al otro. Por eso la emoción nubla la razón, y un exceso de razón ante los sentimientos que surgen puede llevar a negarlos o presentarlos como una amenaza.

Aprender se puede controlar con esfuerzo y voluntad, en cambio desaprender no sólo depende de una decisión; con frecuencia quedan elementos entre los afectos que se resisten a la voluntad…

Pero hay que intentarlo, “desaprender” un amor es mejor que olvidarlo, pues siempre conlleva volver a aprender a la persona amada de otro modo y, en cierto modo, a permanecer en ese aprendizaje que se olvida de ti.

 

TAMPOCO AYER-MLA-P

 

 

APRENDIZAJE-MLA-P