Cae un beso, cae un recuerdo…

LABIOSLos recuerdos son caprichosos, tanto como la experiencia, tanto como las personas.

No recordamos todo, como no amamos todo… Los sentimientos van eligiendo el territorio en el que posarse para luego hacerlo suyo, de ese modo “pixelamos” las emociones y permitimos que el expresionismo las matice y el impresionismo las reúna luego según la luz del momento… Una luz que brota de la mirada, nada que ver con la que ilumina el objeto.

Fragmentamos a la persona, nos quedamos con sus ojos, con su mirada, con su mano, con su sonrisa, con esa pequeña linea cerca de los ojos…. Con un labio…

 

CAE UN BESO-MLA-P