EXCESO DE VELOCIDAD VITAL

24-ImagenLa historia de la humanidad se escribe sobre renglones separados por miradas tuertas que eligen unos acontecimientos, y no otros; la historia de dios se escribe en un sólo renglón torcido e infinito que tiende a borrar lo pasado para despejar el futuro… Pero ambas se cuentan con el detalle de los números para dejar las palabras clavadas a la pared acorchada de los años. 

24 horas al día, esa es la velocidad de la vida que nos atrapa en su aceleración vertiginosa o en su lenta parsimonia… La velocidad que reduce la eternidad al instante, la misma que hace de un día en la espera el año más largo de nuestra vida.

Nos engañamos en los atajos y nos perdemos en rodeos que siempre acaban en el mismo lugar… Intentamos cambiar su ritmo pero siempre llegamos frente a esas 24 horas insobornables…

Contar el tiempo en horas y días nos lleva al resultado de los años… No contarlo nos da la vida que permanece, aquella que no se va con el tiempo… Lo poco que podemos retener en la nada de nuestro nadie, lo suficiente para haber merecido la pena y el gozo…

Alguien debería sancionar al tiempo por ese exceso de velocidad…

24