A veces la luz llega tarde

MIRADA LUZ DE TUS OJOSAlgunas noches de mi infancia contaba las estrellas de la noche, y siempre me faltaba alguna…

Solo, mientras todos dormían, me quedaba con los tímidos aromas del jardín, esos que no se atrevían a salir a la luz del día, y me ponía a contar estrellas de forma ordenada para no perder la cuenta…

Pero siempre había alguna de menos… Como si alguien se la hubiera llevado la noche de antes…

Quizás sólo brillaron un día, el tiempo justo para que la luz de su explosión llegara hasta el agujero negro de las pupilas de un niño, y así quedar guardada en lo más hondo de una mirada capaz de echarla de menos al día siguiente.

La luz es rápida, pero no tanto como las emociones…

Puede ser que todo lo que sentimos y percibimos en un determinado momento sólo sea la estela de una realidad ya apagada… Es la paradoja de la vida, muchas cosas son verdad cuando no se pueden ver, y cuando se hacen realidad ya no lo son…

Habrá que aprender a distinguir entre realidad y quizás para saber donde descansar las miradas, y entender el verdadero significado de la perspectiva que acompaña a las palabras…

Porque no todos los ojos ven lo mismo… A veces ni siquiera ven el sentimiento que aún no se acompaña de luz entre tanta oscuridad… Es lo que tiene que las emociones sean más rápidas que la velocidad de la luz…

Sólo en el vacío la luz corre más, exactamente a 300 mil metros por segundo; en cambio la velocidad de las emociones en el vacío de la ausencia es cero. Cero tirando a infinito…

Por eso prefiero andar despacio a tu lado, aunque sea a oscuras…

 

MIRADA LUZ DE TUS OJOS--P