El sedimento del olvido

SEDIMENTO-POLVOLa vida en ocasiones se presenta como un trueque en el que se cambian unas cosas por otras… como si sus limites no estuvieran en el tiempo, sino en la capacidad de una experiencia que no puede con todo… y que tampoco puede con nada. 

Cambiamos unos días por otros, algunas noches por la más densa oscuridad, ideas por distancia, sueños por resignación, sentimientos por razones…. como si fuera un juego, o como si fuera muy serio… Y de ese modo la vida se va llenando de nada y vaciándose de todo, porque es un poco da cada cosa lo que se cede en ese trueque que los días nos ofrecen para poder continuar hacia adelante…

Y, así, pasa el tiempo sin que nada más pase… Acumulamos “ayeres” a la espera de que se coticen al alza para poder cambiarlos por “mañanas”, pero no habrá nada en ellos, sólo ese poso que los días dejan sobre los muebles y sobre la vida… El sedimento donde el dedo del olvido dibuja un corazón con las iniciales de quien pasó por allí y no supo regresar…

…De quien no supo regresar, ni tampoco supo cambiar los sueños por la realidad…

SEDIMENTO OLVIDO-P

 

OLVIDO PARA RECORDAR